D'MARK | Tu solución digital

Mantenimiento Web con "dmark"

El mantenimiento web engloba todas las acciones preventivas o correctivas que se realizan sobre un sitio web para detectar errores que estén minando su estructura, usabilidad o performance, para así evitar que se deteriore con el tiempo.

Por medio de tareas de mantenimiento sobre los elementos, los contenidos, la arquitectura, el hosting y demás aspectos técnicos de tu web, puedes corroborar que tu escaparate digital esté funcional, ordenado y listo para atender a tus usuarios.

Ventajas del mantenimiento web

Ya sabes que tu sitio web es la columna vertebral de tu presencia digital. Y como tal, el mantenimiento web ayuda a reflejar el valor de tu marca. En concreto, estas son las ventajas de invertir en este proceso:

Corrige errores de diseño, contenido y usabilidad

Las tendencias en diseño web y la información se transforman a ritmo constante en la era digital y tu sitio web no puede quedarse atrás, ¿no te parece? 

Tal vez hayas notado que hemos pasado de ver sitios web planos a páginas interactivas llenas de elementos visuales que buscan conquistar la atención de los usuarios.

De forma similar, los contenidos que se publicaron 5 años atrás puede que hoy ya no sean tan relevantes, tanto a nivel de temática como de experiencia visual.

En este sentido, el mantenimiento web te permite identificar las páginas que requieren una optimización en contenido, diseño o funcionalidades. De esta manera, conseguirás tener una web actualizada que mejore la retención de los usuarios.

Favorece el posicionamiento orgánico de tu sitio web

Estamos de acuerdo en que ir avanzando hacia las primeras posiciones de las páginas de resultados de Google (SERPs) es uno de los objetivos más importantes en el Marketing Digital. Al final, el 53.3% de todo el tráfico de Internet es orgánico.

El mantenimiento web no solo te permite chequear que los aspectos del front-end estén optimizados, sino que las configuraciones de SEO técnico funcionen como deberían para garantizar tu cuota de tráfico orgánico.

En este proceso se realizan evaluaciones en la velocidad de carga, el funcionamiento de los enlaces y botones, la revisión del diseño responsive y demás factores relacionados con el posicionamiento en Google de tu web.

Y es que así como las empresas realizan la manutención de sus computadoras, el mantenimiento web es necesario para preservar la calidad de tu espacio virtual y garantizar que esté preparado para recibir a tus usuarios.

Ahora más que nunca, con la transformación digital consolidada tras la pandemia del COVID-19, es indispensable fortalecer la presencia digital de las marcas. 

Y un aspecto esencial en esta misión es cuidar de tu activo digital más preciado: ¡tu sitio web! Para eso, como ya sabes, el mantenimiento web será tu mejor aliado.

Sigue leyendo y conoce de qué se trata este servicio, cuáles son sus ventajas y cuánto dinero deberías invertir para asegurar que tu sitio web tenga sus “puertas abiertas” siempre que tus clientes y usuarios lo requieran.

¡Acompáñanos!

¿Qué es el mantenimiento web?

El mantenimiento web engloba todas las acciones preventivas o correctivas que se realizan sobre un sitio web para detectar errores que estén minando su estructura, usabilidad o performance, para así evitar que se deteriore con el tiempo.

Por medio de tareas de mantenimiento sobre los elementos, los contenidos, la arquitectura, el hosting y demás aspectos técnicos de tu web, puedes corroborar que tu escaparate digital esté funcional, ordenado y listo para atender a tus usuarios.

Ventajas del mantenimiento web

Ya sabes que tu sitio web es la columna vertebral de tu presencia digital. Y como tal, el mantenimiento web ayuda a reflejar el valor de tu marca. En concreto, estas son las ventajas de invertir en este proceso:

Corrige errores de diseño, contenido y usabilidad

Las tendencias en diseño web y la información se transforman a ritmo constante en la era digital y tu sitio web no puede quedarse atrás, ¿no te parece? 

Tal vez hayas notado que hemos pasado de ver sitios web planos a páginas interactivas llenas de elementos visuales que buscan conquistar la atención de los usuarios.

De forma similar, los contenidos que se publicaron 5 años atrás puede que hoy ya no sean tan relevantes, tanto a nivel de temática como de experiencia visual.

En este sentido, el mantenimiento web te permite identificar las páginas que requieren una optimización en contenido, diseño o funcionalidades. De esta manera, conseguirás tener una web actualizada que mejore la retención de los usuarios.

Favorece el posicionamiento orgánico de tu sitio web

Estamos de acuerdo en que ir avanzando hacia las primeras posiciones de las páginas de resultados de Google (SERPs) es uno de los objetivos más importantes en el Marketing Digital. Al final, el 53.3% de todo el tráfico de Internet es orgánico.

El mantenimiento web no solo te permite chequear que los aspectos del front-end estén optimizados, sino que las configuraciones de SEO técnico funcionen como deberían para garantizar tu cuota de tráfico orgánico.

En este proceso se realizan evaluaciones en la velocidad de carga, el funcionamiento de los enlaces y botones, la revisión del diseño responsive y demás factores relacionados con el posicionamiento en Google de tu web.

 

Asegura que la experiencia de usuario sea óptima

Una página que carga rápidamente, que se adapta al tamaño de todos los dispositivos, que tiene información actualizada y que es navegable, sin dudas, creará una experiencia de usuario que tus visitantes querrán repetir.

Y es que de poco sirve tener una página muy trabajada una única vez si, con el tiempo, los datos, las funcionalidades, el diseño y la estructura se desactualizan, convirtiéndola en una web que no impacta a los usuarios ni los prepara para la venta.

Genera más oportunidades de conversión

Ahora, ofrecer una experiencia de usuario impecable prepara el camino para que los usuarios estén dispuestos a transitar por el embudo de ventas, avanzando por las etapas de conversión

Si al final quieres que tus visitantes llenen un formulario, descarguen un material o soliciten un presupuesto, el mantenimiento web te ayuda a conseguirlo.

Por ejemplo, en el caso particular de los e-commerce, el mantenimiento web te da la tranquilidad de saber que los productos están en las categorías correctas, que los carritos de compra funcionan y que la pasarela de pagos procesa las órdenes sin problemas.

Todo esto puede representar una venta instantánea y un cliente satisfecho.